Seleccionar página

Las guerras ya no se declaran, ahora el campo de batalla es internet  y las fake news su nueva arma altamente sofisticada con un alcance inimaginable.

Las campañas de desinformación incluyen ciberataques masivos, manipulación de la información y elementos de presión, mediante la divulgación de noticias falsas e incitación al odio en procesos económicos, políticos y sociales.

La existencia de noticias falsas no es un fenómeno nuevo, desde la Antigua Roma a los grandes representantes del siglo XXI, todos abusaron del pueblo engañándolo con falsedades, pero las redes sociales han potenciado su difusión por su velocidad, potencia y bajo costo de producción. Casi la mitad de los ciudadanos de la UE (el 46 % de media en 2016) se informan a través de las redes sociales y seis de cada diez tienden a compartir estas noticias sin haberlas leído o comprobado su veracidad.

A pesar que los estudiantes actuales fueron llamados “nativos digitales”, varios estudios han demostrado que no están preparados para juzgar la veracidad de las noticias y la información que encuentran en su vida cotidiana.

Algunas medidas que se pueden tomar para obtener una información correcta son: verificar la procedencia, fuentes confiables y medios respetados. Asegurarse que la información sea reciente. Estar seguro que no atiende a intereses personales y, sobre todo, tener criterio a la hora de compartirla. De esta manera nos informaremos y no alimentaremos el mal de la desinformación.

Para 2022, la mayoría de las personas consumirán más información falsa que verdadera. Si bien estoy de acuerdo en que las noticias falsas aumentarán, es imposible predecir qué regulaciones podrían aparecer y cómo los gigantes tecnológicos abordarán el problema de las noticias falsas. Aparentemente, “La Realidad Falsificada supera la Propia Realidad” y la creación de ‘campañas de desinformación‘ impulsadas por Inteligencia Artificial excederá la capacidad de las grandes corporaciones tecnológicas para detectarlas, fomentando la desconfianza digital. ¿Esto significa que las personas apagarán sus dispositivos porque no sabrán qué es real y qué no? ¿O aceptarán alegremente vivir en mundos falsos y falsificados?

Así que, antes de publicar este articulo, asegúrese de que es auténtico.