Seleccionar página

Si su ordenador tiene dificultades para ejecutar varias aplicaciones al mismo tiempo, cargar archivos de gran tamaño o simplemente tarda una eternidad en arrancar, podría ser el momento de reemplazar el antiguo disco duro por un nuevo SSD y migrar el sistema operativo para mejorar el rendimiento y la velocidad del equipo.

Cada vez es más normal ver en los nuevos equipos, ya sea sobremesa o portátil, discos SSD. El disco duro estándar, aunque tengan mayor capacidad y menor precio, está perdiendo mercado debido a su lentitud. Con un SSD se puede ganar velocidad de manera directa, sencilla y económica, pero debido a su reducido tamaño, se aconseja disponer de un sistema de almacenamiento en la nube, para los que necesiten proteger su datos y trabajar con gran cantidad de documentos, imágenes…

Realizar el cambio suele requerir la reinstalación del sistema operativo y los programas en el nuevo disco, pero hay una solución que permite realizar el proceso de forma sencilla: la ofrecida por SOit. La forma más fácil de mover cualquier sistema operativo a un SSD es mediante el uso de una herramienta de clonación. Se crea una imagen de la unidad antigua y se lanza sobre la nueva, para mucha gente, esto será como tratar de meter un elefante en una caja de zapatos, porque a menos que tenga mucho dinero para gastar, un disco SSD no suele alcanzar el terabyte de capacidad y los disco duros tradicionales doblan ese tamaño. Además nuestros especialistas pueden clonar todo tipo de sistemas operativos, ya sean Windows (desde 2007 a los más actuales), Linux o Mac OS X.

Contamos con una amplía experiencia en la migración de sistemas a unidades solidas con resultados espectaculares.